DEPARTAMENTO DE BAJA VERAPAZ

Posted on agosto 6, 2011

0


DEPARTAMENTO DE BAJA VERAPAZ

El Departamento de Baja Verapaz se encuentra situado en la región II o región Norte, su cabecera departamental es Salamá,  limita al Norte con el departamento de Alta Verapaz; al Sur con el departamento de Guatemala;  al Este con el departamento de El Progreso;  y al Oeste con el departamento de El Quiché.  Se ubica en la latitud 15° 06′ 05″ y longitud 90° 19′ 07″, y cuenta con una extensión territorial de 3,124 kilómetros cuadrados.

Por su configuración geográfica que es bastante variada, sus alturas oscilan entre los 940.48 y 1,570 metros sobre el nivel del mar, con una temperatura máxima de 27.3°C y temperatura mínima de 17.7°C.

Cuenta con 8 municipios que son:

1.   Salamá

2.   San Miguel Chicaj

3.   Rabinal

4.   Cubulco

5.   Granados

6.   El Chol

7.   San Jerónimo

8.   Purulhá

El nombre original de esta región fue tucurután, a veces escrito como Tuzulutrán, Tezulutlán o Tesulutlán, según lo afirma el Diccionario Geográfico Nacional.  Aunque no existe un significado específico acerca de este término, algunos autores enfatizan que se trata de un vocablo que denomina el lugar como “Tierra de Guerra”, debido a la resistencia que los nativos dieron con la presencia española en la misma.

En contraposición a esta circunstancia, fue llamada “Verapaz”, por los españoles ya que la unión de la zona se logró por medios pacíficos gracias a Fray Bartolomé de las Casas en el siglo XVI.  Como resultado de esto los ibéricos ligaron los vocablos latinos “Vera” de verdadera y “paz” de la paz.

La Asamblea Nacional Constituyente del Estado de Guatemala, en Decreto del 4 de noviembre de 1825 dividió el territorio de la República en 7 departamentos, siendo uno de ellos el de Verapaz.  Conforme el artículo 4to. del citado decreto, la cabecera de la Verapaz lo fue la ciudad de Cobán hasta que por disposición del Ejecutivo del 17 de junio de 1833 la misma pasó a Salamá.  Al crearse los departamentos de Alta y Baja Verapaz por acuerdo del Ejecutivo número 181 del 4 de marzo de 1877, la cabecera de Baja Verapaz es Salamá y Cobán la de Alta Verapaz.

La historia precolombina y colonial de Baja Verapaz, no se tienen muchos elementos, ya que la misma se desarrolla simultáneamente con la de Alta Verapaz, llamada antiguamente Tezulutlán y luego Verapaz.

Se cree que Baja Verapaz estuvo poblada por varios grupos indígenas, entre estos, cakchiqueles, quichés, pocomchís, achís y, aunque sin pruebas fehacientes, se supone la presencia de alagüilac que habitaban San Agustín Acasaguastlán.

FESTIVIDADES:

SALAMA:  El 17 de septiembre, en honor a San Mateo.

CUBULCO:  El 25 de julio, en honor a Santiago Apóstol.

EL CHOL:  El 8 de diciembre, en honor a la Virgen de Concepción.

GRANADOS:  El 29 de junio, en honor a San Pedro.

PURULHA:  El 13 de junio, San Antonio de Pádua.

RABINAL:  El 25 de enero, en honor a San Pablo.

SAN JERONIMO:  El 30 de septiembre, en honor a San Jerónimo.

SAN MIGUEL CHICAJ:  El 29 de septiembre, en honor a San Miguel Arcángel.

Es de admirar la cantidad de bailes folklóricos integrados por hombres de todas las edades que hacen presencia  con sus caras pintadas por el amor  hacia las fiesta patronales y cofradías.

Durante sus fiestas realizan eventos religiosos, sociales, culturales, deportivos y las danzas folklóricas de:  El Venado, El Palo Volador, Rabinal Achí, Los Mazates, De Toritos, Moros y Cristianos, Mexicanos, La Conquista, De Cortez, El Costeño, El Chico Mudo, Los Huehuechos, La Sierpe, Los Negritos, Los Animalitos, Los Judíos y Las Flores.

EL RABINAL ACHI:

Sin lugar a dudas, la mejor expresión de la cosmovisión Rabinal es el etnodrama.  Este es conocido por la comunidad académica mundial como Rabinal Achí a partir de su descubrimiento por el abate Braseur de Bourbourg, que lo publicara por primera vez en París, en 1862, en su propia traducción del quiché al francés.  Así es como se pretende conocer hasta hoy.

Este drama representa el reclamo  que los rabinales del siglo XIII le hicieron a los gobernantes quichés por haber destruido varios de los pueblos del valle, por lo que desistieron de pagarles el tributo correspondiente.  El guerrero quiché achí es sorprendido, apresado y sentenciado por la corte gobernante de los rabinales, por lo que muere crucificado, después de haberse ido a despedir de su pueblo.  El drama adquiere valores de honor militar sólo comparables con la Iliada de Homero.

LEYENDAS:

En Granados subsiste una de las narraciones orales de la región, la cual habla de que en los primeros tiempos había un Gran Señor, dueño de cerros y valles que bajaba al pueblo una vez al año.  Un día vio a una mujer muy hermosa de quien se enamoró.  El Gran Señor fue a la casa de la muchacha y la pidió como su mujer, a cambio dio como dote un cofre con mucho dinero.  La mujer se fue a vivir con el Gran Señor, y como éste la quería tanto, siempre la complacía.  Entonces, los padres se aprovecharon de él y le sacaban de todo:  Plata, tierras, maíz y cacao.  La muchacha de la pena se enfermó porque veía la ambición de sus padres.  Ellos quisieron sacarle más dinero al Gran Señor y se fueron al cerro a visitarla, pero no encontraron nada, sólo una gran luz entre los árboles;  entonces “cayeron en cuenta que esa luz era el espíritu de su hija; cuando el Gran Señor que estaba cerca los vio, se enojó y los convirtió en troncos de árbol.  Después de llorar por muchos días a su mujer, el Gran Señor convirtió aquella luz hermosa en una flor blanca de inmensa belleza.  Así fue como nació la Monja Blanca, Flor Nacional, que adorna y perfuma los valles y montañas de la Verapaz.

En el departamento de Baja Verapaz se hablan tres idiomas:  El achí, que es una variante del idioma quiché;  el pocomchí, en el municipio de Purulhá y el español, como idioma franco en todo el territorio.

Su economía se basa en la agricultura de productos como:  Caña de azúcar, legumbres, granos básicos y cereales;  en su producción pecuaria tiene:  crianzas de ganado vacuno, caballar, gallinas, pavos, patos, palomas y abejas; además  cuenta con pequeñas fábricas de aguarrás; y sus habitantes se dedican a la producción artesanal de:  Tejidos típicos, cerámica tradicional, especialmente se reconocen las jícaras y guacales de Rabinal.

El ambiente de este lugar tiene sus particularidades, desde que se profundiza en los senderos del Biotopo del Quetzal con sus musgos y helechos, deliciosa humedad y caídas de agua fría y cristalina hasta darse un baño en las playas de Concuá en el apacible Granados.

El departamento de Baja Verapaz está bañado por muchos ríos, entre los principales sobresalen:  Panimá, Concepción, Chilosco, San Isidro, Quililá, Cachil, San Miguel, Salamá, Calá, Negro, Yerbabuena, Chibalam, Chilaní, Pagueza, Poconi, Chicruz, Xolacoy, Las Vegas, Sajcap, Chirruman, Xeúl, Agua Caliente,  Chirruman, Chiac, Saltán, Grande o Motagua.

El departamento está cubierto casi en su totalidad por la Sierra de Chuacús, por lo que algunos de sus municipios, aunque son horizontalmente vecinos, están separados unos de otros por grandes cerros propios de esas montañas.

Se le llama zona de vida a la unidad climática natural en que se agrupan diferentes asociaciones correspondientes a determinados ámbitos de temperatura, precipitación y humedad.

-Asociación:  Se define para esta terminología  como una comunidad de especies más o menos homogéneas caracterizadas por dos especies o más, dominantes.

Clasificación de las Zonas de Vida de Guatemala:  Se basa en el sistema de clasificación de HOLDRIDGE, que considera fundamentalmente tres aspectos del ambiente:

a. La biotemperatura:  (puede calcularse sumando las temperaturas sobre cero grados hasta 30 grados centígrados  de cada mes y se divide entre 12).  Estas temperaturas se toman ya que se considera que debajo de cero grados centígrados y sobre treinta grados centígrados no existe vida vegetativa activa.

b. Precipitación Pluvial:   Se refiere al total promedio anual de agua expresada en milímetros que cae de la atmósfera, ya sea como lluvia, nieve o granizo.

c. Humedad:  Esta determinada por la relación entre temperatura y precipitación.

Partiendo de estos conceptos HOLDRIDGE identifico para Guatemala Once Zonas de Vida, identificándose cada una de ellas por medio de una simbología especifica, por ejemplo  monte espinoso subtropical  se representa por me-S, bosque seco subtropical  por bs-S  bosque húmedo subtropical (cálido)  por  bh-S(c)

En general en el departamento de Baja Verapaz  existen  6 zonas de vida vegetal, según la clasificación propuesta por HOLDRIGE en el año de 1978.

bs-S           Bosque Seco Subtropical

bh-S (t)      Bosque Húmedo Subtropical Templado

bmh-S (c)  Bosque Muy Húmedo Subtropical Cálido

bmh-S (f)   Bosque Muy Húmedo Subtropical Frío

bh-MB        Bosque Húmedo Montano Bajo Subtropical

bp-MB        Bosque Pluvial Montano Bajo Subtropical

Son áreas protegidas, incluidas sus respectivas zonas de amortiguamiento,  las que tienen por objeto la conservación, el manejo racional y la restauración de la flora y fauna silvestre, recursos conexos y sus interacciones naturales y culturales, que tengan alta significación por su función o sus valores genéticos, históricos, escénicos, recreativos, arqueológicos y protectores, de tal manera de preservar el estado natural de las comunidades bióticas,  de los fenómenos geomorfológicos únicos, de las fuentes y suministros de agua, de las cuencas criticas de los ríos, de las zonas protectoras de los suelos agrícolas, de tal modo de mantener opciones de desarrollo sostenible.

En Baja Verapaz se encuentran las áreas protegidas de:  La Sierra de Las Minas, catalogada como Reserva de Biósfera, tiene una extensión de 140,300 Ha. Y es administrada por “Defensores de la Naturaleza”.  Además cuenta con el Biotopo del Quetzal

Este departamento se comunica con la capital por 2 vías; la primera, por medio de la ruta nacional 5, la cual partiendo de la ciudad de Guatemala atraviesa los municipios de San Pedro y San Juan Sacatepéquez, ambos del departamento de Guatemala, seguidamente cruza los municipios de Granados y El Chol, ascendiendo hasta la cumbre del mismo nombre para bajar directamente a Rabinal de aquí sigue hacia San Miguel Chicaj y llega a Salamá.  Esta ruta es de terracería y cubre una distancia aproximada de 150 kms; la otra vía con una distancia aproximada de 167 kms completamente asfaltada es la Carretera al Atlántico CA-9 o ruta interoceánica, desprendiéndose en el Rancho (Zacapa) el ramal hacia Verapaz, para terminar en Cobán, pero a la altura de la cumbre de Santa Elena se separa cruzando San Jerónimo y llega a Salamá.

El departamento es en su mayor parte accidentado, debido a las sierras que en él existen.

Con este término nos queremos referir a la investigación y  estudios de los orígenes de los suelos de Guatemala, y así poder determinar el período o era en que se inició su  formación,  la composición de cada uno de los mismos y como se encuentran distribuidos en cada uno de los 22 departamentos que componen el país,  en cuales existen volcanes y si  las fallas sísmicas atraviesan o pasan por  cada uno de estos.

Tipos de suelo que sobresalen en el departamento de Baja Verapaz:

Ksd:  CRETACICO:

Carbonatos Neocaomiano-Campanianos, incluye Formaciones Cobán, Ixcoy, Campur, Sierra Madre y Grupo Yoja.

JKfs:  JURASICO-CRETACICO

Formación Todos Santos, Jurásico Superior-Neocomiano (copas rojas).  Incluye Formación San Ricardo.

Pc:  PERMICO

Formación Chochal (carbonatos)

CPsr:  PERMICO

Grupo Santa Rosa (lutitas, areniscas, conglomerados y filitas).  Incluye Formaciones de Santa Tosa, Sacapulas, Tactic y Macal.

Qp:  CUATERNARIO

Rellenos y cubiertas gruesas de cenizas pómez de origen diverso.

Tv :  TERCIARIO

Rocas volcánicas sin dividir.  Predominantemente Mio-Piloceno.  Incluye tobas, coladas de lava, material lahárico y sedimentos volcánicos.

I:   ROCAS PLUTONICAS SIN DIVIDIR

Incluye granitos de dioritas de edad pre-pérmico.  Cretácico y Terciario.

TT: ROCAS ULTRABASICAS DE EDAD DESCONOCIDA

Predominantemente serpentinitas.  En parte pre-Maestrichtiano.

Pzm:  PALEOZOICO

Rocas metamórficas sin dividir.  Filitos, esquistos cloríficos y granitos y dioritas de edad Pre-Pérmico, Cretácico y Terciario.

Al hablar de uso actual de la tierra, nos estamos refiriendo a la utilidad que en este departamento se le esta dando a la misma,  ya sea con fines de explotación por medio de cultivos, de pastoreo de ganado, de urbanización, conservación de suelos,  bosques naturales, bosques implantados, etc. teniéndose de esta manera la oportunidad de poder determinar cual es la producción de este departamento y como se desarrolla su economía.

Guatemala es llamado el País de la Eterna Primavera porque en sus distintas zonas de vida y debido a los diferentes tipos de suelo y climas existentes, posee gran variedad de especies animales y vegetales, que le dan un colorido único.  Explicándose en esta forma por que el uso actual que se le da a la tierra varíe para cada departamento, aunándose a esto, los diferentes tipos de cultivo que en el área rural esta utilizando el agricultor, y el uso de la tecnología moderna que poco a poco va adquiriendo importancia para obtener mejores frutos.

En el departamento de El Quiché por su clima,  tipos de suelo  y  la topografía del terreno,  sus habitantes siembran gran diversidad de cultivos anuales, permanentes o semipermanentes, encontrándose entre estos los cereales, hortalizas,  árboles frutales, café, caña de azúcar, etc.. Además por las cualidades con que cuenta el departamento, poseen algunos de sus habitantes la crianza de varias clases de ganado.   La existencia de bosques, ya sean estos  naturales, de manejo integrado,  mixtos, etc., compuestos de variadas especies arbóreas, arbustivas y/o rastreras dan al departamento un toque especial en su ecosistema y ambiente,  convirtiéndolo con esa gracia natural en uno de los lugares típicos para ser habitados por visitantes no solo nacionales, sino también extranjeros. Es de esta forma como usted lector se puede formar una idea de cómo en este departamento el uso de la tierra es aprovechado en ocasiones de manera intensiva y en otras de manera pasiva.

Es el aprovechamiento máximo que se le puede dar a un área determinada de terreno, después de conocer las cualidades y aptitudes del mismo, a través de la práctica, análisis, estudios, etc.,  permitiéndonos de esta forma obtener mejores ganancias en determinados períodos de tiempo, dependiendo del tipo de uso que se le desee dar.

Para evidenciar con que capacidad productiva de terreno se cuenta en este departamento, en Guatemala de acuerdo con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de Norte América,  existen 8 clases de clasificación de capacidad productiva de la tierra, en función de los efectos combinados del clima y las características permanentes del suelo.   De esta 8 clases agrológicas la I, II, III Y IV son adecuadas para cultivos agrícolas con prácticas culturales específicas de uso y manejo; las clases V, VI, y VII pueden dedicarse a cultivos perennes, específicamente bosques naturales o plantados;  en tanto que la clase VIII se considera apta sólo para parques nacionales, recreación y para la protección del suelo y la vida silvestre.

En Baja Verapaz están representadas seis de las ocho clases agrológicas indicadas, predominando las clases VII, IV y III.

About these ads