LIVINSTON

Posted on julio 29, 2011

0


LIVISTON

El municipio de Livingston, se encuentra situado en la parte Norte  en el  departamento de Izabal enla Región IIIo Región Nor-Oriental.  Se localiza en la latitud 15° 49′ 36″ y en la longitud 88° 45′ 02″.  Limita al Norte con el municipio de San Luís (Petén), Belice, el Golfo de Honduras y Mar Caribe; al Sur con los municipios de Morales y Los Amates, y el Lago de Izabal (Izabal); al Este con el municipio Puerto Barrios y conla Bahíade Amatique que es la parte interna de Santo Tomás de Castilla; y al Oeste con el municipio El Estor (Izabal).  Cuenta con una extensión territorial de1,940 kilómetroscuadrados y se encuentra a una altura de2 metrossobre el nivel del mar,  por lo que generalmente su clima es cálido.  La distancia de esta cabecera municipal a la cabecera departamental es de 16  kilómetros.

 

La municipalidad es de 2da.  categoría, cuenta con un Pueblo que es la cabecera municipal Livingston, 28 aldeas, 127 caseríos y 62 parajes.  Las aldeas son:  Aguacate, Blue Creek, Camelias, Cástulo Creek, Cayo Piedra, Cayo Quemado, Chiná Machaca, Chino Creek, Chocón, Franco, Gracias a Dios,La Bacadilla,La Esmeralda,La Esperanza,La Pintada, Machaco Creek, Modesto Méndez, Nuevo San Marcos, Plan Grande, Quehueche, Río Salado, San Felipe, San Juan, Sarstún, Semox, Seanany, Toquelá y Warre Creek.

 

La cabecera se encuentra en el lado oeste de la desembocadura de Río Dulce, en la parte interna dela Bahía SantoTomás de Castilla, conocida como Bahía de Amatique.

 

“Los primeros pobladores de esa aldea le pusieronLa Bugaque quiere decir “La Boca”, porque está situada en la desembocadura del Río Dulce.  Entre los moradores actuales aún llaman al poblado por su nombre original.

 

De momento resulta difícil precisar la fecha de fundación de Lívingston.  Entre las versiones recogidas, están:  que por el año 1802 llegó el señor Marcos Sánchez Díaz oriundo de Haití.  Otros han manifestado que en ese año, arribó al paraje una goleta tripulada por Marcos Monteros de raza negra natural de Haití, así como que vicisitudes de la vida le obligaron trasladarse a Punta Gorda, en Belice, retornando a Lívingston en 1806.

 

Manuel Pineda Mont, en su Recopilación de Leyes, en 1869 hace figurar como fundador del actual Lívingston a Marcos Monteros el 26 de noviembre de 1831 y que se le dio su nombre actual al poblado en homenaje al legislador Eduardo Lívingston, de los Estados Unidos de América, cuyos códigos iban a promulgarse.

 

El Cónsul General de los Países Bajos en Centroamérica, Jacobo Haefkens, quién pasó por el actual Lívingston en septiembre de 1826, proveniente de Suriname, escribió que el 19 de ese mes zarpó de Omoa rumbo a Izabal, donde hace referencia de un puesto militar de dos ranchos en la desembocadura del río Dulce, no puede ser sino el lugar en que se encuentra hoy en día la cabecera.

 

Lívingston llegó a ser cabecera del departamento de Izabal, habilitado para la importación y exportación, con aduana de registro, según acuerdo gubernativo del 12 de agosto de 1882.

 

Conforme el acuerdo gubernativo del 11 de julio de 1888 se trasladó a cabecera a Puerto Barrios.

 

Procedente de la ciudad de Guatemala, en julio de 1825 George Alexander Thompson viajó por la ruta que entonces se empleaba a la actual aldea de Izabal que se conocía con su antiguo nombre de Bodegas, donde se embarcó rumbo a Europa, vía Belice.  La descripción resulta interesante, máxime que según la misma, todavía no existía el poblado, como se desprende en su narración de una visita oficial a Guatemala viniendo de México.

 

John Lloyd Stephens estuvo en Guatemala entre los años 1829 y 1830, procedente de Belice.  En su obra, publicada en Nueva York en 1841, escribió que el lugar era llamado Lívingston en honor al distinguido ciudadano de Luisiana.

 

 

En Lívingston celebran su fiesta patronal del 24 al 31 de diciembre en honor a los Santos Inocentes y el 15 mayo en honor a San Isidro Labrador cuya festividad se conoce con el apelativo de Yurumein.  Esta es una fiesta agraria, por lo que las procesiones recorren las calles de Lívingston y culminan en el mar.

 

En este municipio presentan danzas garífunas, en cualquier tiempo del año.  Las más populares famosas e importantes son:  El Yancunú que lo bailan en Navidad, el 1o. y el 6 de enero; El Sambai lo bailan en Navidad;  La Puntay el Gunjai los bailan en cualquier época del año; La Shumbalo bailan los sábados;  El Jungujugu lo bailan  en Navidad, el 15 de enero y el 15 de junio;  y el Chip – Chip.

 

Una de las historias que cuentan los habitantes de Lívingston y que se pasan de generación en generación,  en la aldea fronteras y el Castillo de San Felipe, es la que en las noches del jueves de Corpus de cada año, se ilumina la boca del Río Dulce “con un gran fogarón”.  Cerca de la media noche se oye un ataque de piratas al castillo.  Algunas personas de la aldeaLa Francesanarran que han escuchado el tronar de los cañones del castillo, pero cuando salen a ver no hay nada, únicamente la luna llena.

 

 

En este municipio existen dos idiomas indígenas predominantes que son el Quekchí y el Garífuna (caribe araguaco).

 

 

Para saldar la economía de Lívingston, los negros surten a la población de los productos de la pesca, arroz, coco, etc. y los indígenas Quekchíes, de maíz, plátano, yuca, banano, camote, etc. y obtienen de los ladinos otros productos como sal, azúcar y frijol.

 

Existen pequeñas industrias como fábricas de hielo.  También se dedican a la elaboración de trabajos en madera, especialmente fabrican cayucos, como ebanistas o constructores de casas que por lo general son de madera con techo de hojas de palma o lámina.  Así también elaboran alimentos para la venta en primer lugar con productos de la pesca, bocadillos, pan de coco, el casabe, las rosquillas y el pan de maíz.  Otros elaboran redes, trasmayos y canoas para pesca, cestas, máscaras pintadas y los indígenas hacen tejidos de algodón (güipíles).

 

Cuenta con centros turísticos como las plazas del puerto, el Río Dulce y el Castillo de San Felipe que se considera como un monumento histórico.  Otros atractivos son los sitios arqueológicos:  Bodegas Bajas, Cuenca del Chocón, Herrería, Matisguate, Nito y Xocoló.

 

 

La Hidrografíade Lívingston está constituida por el Mar Caribe; la Bahíade Amatique;  el Lago de Izabal;  las ensenadas:  Jocoló, Los Nacionales, Nana Juana y Pedernales; las barras:  de San Marcos y del Chocón Machacas; 26 quebradas;  7 lagunas; 24 ríos entre los que sobresalen el Río Dulce importante por sus atractivos turísticos y el Río Sarstún que sirve de límite con Belice y otros como el Chocón Machacas, Baltimore, Boca Ancha, Cayo Piedra, etc.

 

 

Atraviesa su territoriola Sierrade Santa Cruz, la montaña del Mico y el Cerro San Gil.  Por su posición geográfica, este municipio cuenta con el islote El Cayo;  con los cayos:  Cuatro Cayos, de Nana Juana, Fronteras, Grande, Julio, Mal Cocinado, Ocán, palomo y Cayo Piedra;  así como las puntas:  Caimanes, Cocolí, Darío, de Baltimore, Guanabicia, Herrería, Lechuga, Pedernales, san Juan, Santa Cruz y Zacatal.

 

 

Cuenta con protección de manantiales, el Cerro San Gil con una superficie de28,098 hectáreasque administra FUNDAECO;  La reserva de la biosfera de Río Dulce con una superficie de7,200 hectáreasque administra CONAP;  el biotopo protegido Chocón Machacas con una superficie de6,265 hectáreasque administra CECON-USAC; La Reserva NaturalPrivada El Higuerito con una superficie de1,266 hectáreasque administra Juan Antonio P. ;  yla Reserva NaturalPrivada Río Blanco con una superficie de136 hectáreasque administra AGRO-INDUSTRIAS.

 

 

La cabecera municipal de Lívingston,  se comunica con   Puerto Barrios, a través del uso de lanchas y barcos que recorren la bahía de Amatique.  También cuentan con servicio de lanchan para recorrer el río Dulce hasta el Castillo de San Felipe.

 

 

 

 

Anuncios