PASACO

Posted on julio 29, 2011

0


PASACO

El municipio de Pasaco, se encuentra situado en la parte Sur oeste del  departamento de Jutiapa, en la Región IV o Región Sur-Oriental.  Se localiza en la latitud 13° 58′ 42″ y en la longitud 90° 12′ 18″.  Limita al Norte con los municipios de Chiquimulilla y San Juan Tecuaco (Santa Rosa); al Sur con el Océano Pacífico;  al Este con el municipio de Moyuta (Jutiapa);  y Oeste con el municipio de Chiquimulilla (Santa Rosa).  Cuenta con una extensión territorial  de 308 kilómetros cuadrados, y se encuentra a una altura de 150 metros sobre el nivel del mar,  por lo que su clima es generalmente cálido.  La distancia de esta cabecera municipal  a la Ciudad de Jutiapa es de 104 kilómetros.

 

La municipalidad es de 4ta. Categoría, cuenta con un Pueblo que es la cabecera municipal Pasaco, 4 aldeas que son:  El Jobo, El Porvenir, El Sitio y El Tintón;  18 caseríos y el paraje El Peñate.

 

 

Poblado de origen indígena, por ahora se desconoce cual haya sido su nombre original.  Alvarado lo mencionó en su segunda relación conocida a Hernán Cortéz, ya que pasó por el lugar al dirigirse a la actual República de El Salvador.

 

Por 1690 el capitán don Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán con base en documentos (hoy en día no localizados), detalló el viaje de conquista de don Pedro de Alvarado a El Salvador, en mayo de 1524.  Parece que los datos fueron copiados de un cuaderno que escribió Gonzalo de Alvarado y Chávez, primo hermano de don Pedro, al que acompañó en su expedición:  “…Movió su ejército desde el gran pueblo de Guazacapán contra la inmensa confederación y propiedad de el de Pasaco, y no menos contra el parecer de los más de sus capitanes:  Pizarro, Barreda, Barahona y Salazar”.

 

En este lugar, los españoles se encontraron que los indios contaban con una sutilisima industria, que probando a vencer la gran constancia de los españoles, dejando libre el camino en la fácil de aquel barro humedecido por las lluvias, tenían hincadas por dilatados espacios y en algunos trechos, unas púas o estaquillas de agudísimos palillos, que puestos al soslayo sin descubrir más que dos dedos sobre el terreno, encontrando el pie por la punta, por lo que quedaban muchos grave y peligrosamente heridos, porque muchas de estas estacadas, adobadas las púas con pestilentes hierbas, morían los tocados de su veneno, con sed inapagable en dos o tres días;  Aunque la herida fuese tan ligera que solo hubiere vertido una gota de sangre;  y cuando no envenenaban las púas, sí las labraban de lo que llamamos Taxicogüite, lo que era suficiente por su venenosidad, para que cuando no muriesen, que no fuera fácil su curación.

 

El historiador continúa en el relato de los combates que don Pedro de Alvarado libró en Pasaco, para terminar:  “Más no por eso, mientras se mantuvo en aquella tierra de llanura tan perseverante, en  combate, dejaron con admirable desastre de desampararla, a tiempo que quedó cubierta de la sangre de los cadáveres, pero ni con todo eso, en medio de conocer los indios el invencible valor de nuestras gentes, ni se domesticaron ni se rindieron estos Pazaquistas, quedando por ese entonces el partido de Guazacapán ni bien libre ni bien sujeto, ya que unos pueblos quedaron a nuestra dominación y otros en su propio dominio y libertad.

 

 

La fiesta titular del patrón del pueblo, San Francisco de Asís, es movible y se celebra el primer viernes de cuaresma.  Lo anterior, con base al acuerdo del 25 de junio de 1924, que estableció la feria para los días entre el miércoles de ceniza y el primer domingo de cuaresma.

 

 

El idioma que se habla en Pasaco es el español.

 

 

Basan su economía en la producción agrícola de granos básicos, así como en el cultivo de la yuca de donde extraen el almidón.  También se dedican a la crianza de ganado vacuno y a la extracción de sal, la cual la obtienen de las salinas:  Del Queso, Ciudad y Soyapango, que son la principal fuente de riqueza de Pasaco.  Algunos de sus habitantes elaboran artesanías como:  cerámica, cuero, ladrillo y teja de barro.

 

 

Como atractivos turísticos, Pasaco cuenta con las lagunas:  Del Comendador, Nisguaya y el río Pasaco, el cual en su recorrido forma pequeñas pozas que son utilizadas como balnearios.  También en Pasaco se encuentran los sitios arqueológicos:  La Nueva, Pasaco y Potrerillos.

 

 

El aspecto hidrográfico de Pasaco, los conforman los ríos:  Castaño, Chiquito, Grande de Pasaco y Los Esclavos;  las lagunas:  El Comendador, La Encantada y Nisguaya;  el riachuelo Las Pepescas;  las quebradas:  El Güiscoyol, El Sitio, Honda, La Gabia, La Trinidad, Las Pilas y Ojo de Agua;  el zanjón La Mocha y las lagunetas;  Las Hojas y San Juan.

 

 

Por encontrarse en el área de la costa del Océano Pacífico, en Pasaco únicamente se puede apreciar el cerro La Cincuya,  que sobresale en la planicie en que está ubicado este municipio.

 

 

De la cabecera municipal al sur, en longitud de 4 kilómetros, enlaza con la carretera Internacional del Pacífico CA-2.  Este tramo se inauguró el 18 de septiembre de 1960, siendo de vital importancia para la zona que antes había permanecido aislada;  también cuenta con caminos roderas y veredas que unen a sus poblados y propiedades rurales entre sí y con los municipios vecinos.

Anuncios