EL MAESTRO QUE REGRESÓ DEL OTRO MUNDO A TERMINAR EL CICLO ESCOLAR

Posted on agosto 7, 2011

0


EL MAESTRO QUE REGRESÓ DEL OTRO MUNDO A TERMINAR EL CICLO ESCOLAR

Allá, por los años 1925-1935, afirma la versión que se nos hizo, estuvo laborando en Ciudad Flores, Peten, precisamente, en la escuela Nacional para varones un maestro venido del occidente del país y cuyo nombre se pierde en  las viejas calendas del tiempo y del espacio; pero que ya era de avanzada edad.  Este mentor,  llegó como muchos otros,  pues, aquí, todavía no se contaba con – suficientes elementos para cubrir el campo educativo  ya que ni se pensaba tener una escuela normal.

Asimismo,  los centros educativos se atendían por exos,  es decir,  los había para niñas y varones.

La de varones funcionaba en lo que hoy se levanta el edificio de la municipalidad de Flores,  el cual era una construcción de dos niveles de cal y canto, Las aulas  del segundo piso estaban divididas por tabiques de madera,  contaba con un corredor viendo hacia el poniente, su barandal, habían seis ventanas, unas que daban vista a la calle y otras al parque central, paredes fuertes, techo de lámina de zinc, traídas de Belice, poseía, además, la Infaltable campana que marcaba las entradas y salidas a clases, un pequeño patio colindante con los vecinos, que prácticamente son las mismas de la actualidad. En ese edificio se albergaba la población escolar masculina.  Nadie ingresaba al aula sin antes revisarle, cabeza, uñas, pies o zapatos, caso contrario lo regresaban a casa.

Asistían a recibir ciases estudiantes de Flores, San Miguel, Sta. Elena, San Benito, San Andrés, San José, San Francisco, La Libertad, Santa Ana, El Cayo, Benque Viejo  y de algunas otras partes del departamento, pues, el Plantel tenía reputación de ser eficiente,  tanto en el orden académico como en el disciplinario. Además, en la mayoría de municipios solo había hasta 3er. Grado. En ese tiempo, las autoridades ejercían control cercano de supervisión educativa a través de las famosas juntas de educación, las que eran Integradas por autoridades municipales y vecinos honorables, También los exámenes eran orales y los practicaban ternas especialmente nombradas para tal efecto Por ejemplo, para el examen de aritmética (hoy matemáticas), pasaba el alumno al pizarrón, le dictaban el problema y el sustentante, delante de todos lo resolvía por medio de tres pasos: El planteo, el razonamiento y la resolución. Por demás está decirlo que durante ese proceso, el resto de estudiantes se mantenía en silencio y atención estrictos”.

Pues, volviendo al caso del anciano Maestro, éste,  un día de tantos, falleció, como vivía completamente solo en un cuarto de la vieja casa de huéspedes” Novedades” nadie  se dio cuenta de ello, sino hasta las treinta y seis  horas. no teniendo familiares que vieran por él, con la colaboración, del vecindario se le dio sepultura como un deber humano y cristiano.

Se le rezo el novenario y al final se celebró su misa de cabo de los nueve días. Durante largo tiempo, se lamentaba la muerte del anciano Mentor la plaza quedó vacante y tardó un año para poderse llenar,  pues en esa época era difícil conseguir docentes para laborar por estos lares…..en determinada oportunidad» algunos vecinos empezaron a comentar que a partir de las doce de la noche» se oía en la escuela como que alguien impartía clases y hasta se relataba que se escuchaban los pasos del  Maestro cuando baja las gradas del segundo nivel y la bulla de los niños……

Los fuertes rumores llegaron hasta el Despacho del jefe Político y el intendente Municipal quienes trataron el asunto con el personal docente, padres de familia y el párroco, Después de largas deliberaciones» se llego a la conclusión de poner vigilancia nocturna de l8 horas a seis de la mañana todos los días y durante el tiempo necesario. Mientras duro esa vigilancia» la situación estuvo tranquila y creyendo que ya había pasado el temor se suspendió la guardia.

Al no mas se hizo eso, la gente empezó nuevamente con los comentarios como la primera vez. Ya nadie pasada por la escuela de noche y los que asistían a la nocturna dejaron de ir. Otra vez vez los vecinos, rezaron un nuevo novenario en la propia escuela cuando las procesiones pasaban por allí la paraban, rezaban un rosario y entonaban cánticos de resurrección….Esa practica, se mantuvo por cierto tiempo, incluyendo la semana santa. Solamente así, poco a poco, se fue desvaneciendo el rumor de las voces y pasos escolares,  hasta que se quedó en el olvido; todo se normalizo, y hasta ahora que lo recordamos y se sabe EL CASO DEL MAESTRO QUE REGRESO DEL OTRO MUNDO A TERMINAR EL CICLO ESCOLAR.

PARA FINALIZAR, SOLAMENTE, Y CON BASTANTE PENA, LAMENTAMOS QUE EL VETUSTO EDIFICIO DE LA ESCUELA DE VARONES NUMERO UNO DE CIUDAD PLORES, PETEN QUE TANTOS Y TANTOS RECUERDOS TENIA PARA LAS NUMEROSAS GENERACIONES QUE ALLI SE EDUCARON E INSTRUYERON , HAYA SIDO DERRUIDO; CUANDO QUE MEJOR HUBIERA SIDO CIEN VECES,  QUE SE HUBIERA CONSTITUIDO EN UN MUSEO, PERO, LASTIMOSAMENTE,  Y EN ESTOS CASOS,  HAY QUIENES NO PIENSAN CON LA CABEZA.

Oct/18/96

Anuncios