LEYENDA DE LA MUCHACHA QUE SE VOLVIO PEZ

Posted on agosto 7, 2011

0


LEYENDA DE LA MUCHACHA QUE SE VOLVIO PEZ

Por Ascensión E. Morales Ceitna

El milenario lago Chaltunha o Peten Itza, como se sabe, tiene muchos misterios en su fondo, misterios que, algunos, se han tornadO leyendas, tan viejas como el mismo lago. Muchos de esos relatos han quedado en el olvido, principalmente, para las nuevas generaciones, y que para llegarlas a conocer se necesita escudrinar en amarillentos legajos o bien platicar con personas que vivieron en los primeros años de este siglo XX; y eso es lo que tratamos de hacer, que aunque no se crean, forman parte de nuestro folklore….

Ahora, les vamos a contar la leyenda DE LA MUCHACHA QUE SE VOLVIO PEZ,.. narraban nuestros abuelitos que, cuando el lago Peten Itza aun dejaba ver esos grandes playones, y todavía no existían canoas movidas a motor, cuando la ahora ciudad de Flores, Petén, no estaba repleta totalmente de casas y habitantes, y las casas en su mayoría eran de techo de guano y bajareque, no existía la luz eléctrica y mucho menos el servicio de agua entubada, la comunicación con el resto de la república y otros lugares se hacía por tierra y caminos de pura brecha, y nadie pensaba en estar robando piezas arqueológicas ni mucho menos llevarse la madera..en fin, era aquella época en que estábamos alejados e ignorados casi en su totalidad por el mundo exterior, fue que ocurrió este caso que les traemos al recuerdo…..

En las cercanías de lo que ahora es el teatro Municipal Valentín del Valle  Gongora, vivía una ancianita acompañada únicamente por una jovencita de quince años, que no siendo su verdadera hija se la habían regalado, pues, sus padres do origen mejicano, se la dejaron un noche lluviosa en la puerta de su casa y desparecieron para siempre; la caritativa señora, no teniendo mas familia y no habiendo quien se preocupara por la niña, pues, la terminó de criar y conforme sus posibilidades la cuido hasta que aquella fue creciendo y llego a convertirse en una bonita muchacha; su madre adoptiva, de nombre Cesaria, para ese tiempo, ya era una anciana, y siempre la vivía aconsejando para que no fuera a tomar caminos desviados de una conducta respetable, y algún día, decía la anciana, llegara a ser una buena madre de familia…

25                                                                                                                        26

Celedonia, que así se llamaba la señorita; pero mas la conocían por solamente CELE, -era un poco rebelde, le jugaba la vuelta a su madre adoptiva, y ademas, le gustaba coquetear con los jóvenes contemporáneos; una de sus mayores diversiones lo constituía el ir a bajarse a la playa del trapiche, cosa que la llevo a convertirse en una exporte nadadora, según se sabía, cruzaba a nado desde Flores hasta el Lepet, y nadie le daba alcance, una de sus particularidades era el saber nadar muy bien bajo las aguas, se zambullía profundo e iba a salir a mas de cien metros de distancia…en esos tiempos, como hemos dicho en algún otro programa de Gran Concierto, durante el jueves y viernes santo, nadie se bajaba, pues, existía la sentencia de quien lo hacÍa, se convertiría en un pez o sirena….; pero, esto, Cele nunca lo creyó ni le ponía atención, ella buscaba la manera de efectuar lo contrario a todo aquello que su anciana madre le sugería de manera auy acomedida, y como mujer de experiencia y arraigadas costumbres petenera,  que venían desde mucho antes…de generaciones del siglo pasado.

una fecha de esas prohibidas,Cele, como lo había hecho otras veces, en compañía de su joven pretendiente, se bajaron a bañar a la playa del Trapiche, los vecinos los veÍan con no poco escándalo} pero nunca culparon a doña Cesarla, pues, sabían como se portaba la muchacha,  y solo la encomendaban a Dios para que se compusiera y ne lo fuera a pasar nada malo….las mas ancianitas se hacían las cruces, elevaban los ojos al cielo y repetían casi en coro ¡SANTO DIOS Y SANTO FUERTE.. .LIBRALA DE TODO MAL PECAMINOSO. Esa vez, solo las carcajadas de los jóvenes se oían en el silencio de la playa, ya que ni viento fuerte corría…..Se lanzaron al agua en plena competencia y ambos a grandes brazadas avanzaban con rumbo al Boquerón para luego dirigirse al Lepet…las viejitas seguían repitiendo sus oraciones con el rosario en las manos. Doña Cesaria, seguramente estaba en su visita diaria  la Iglesia que quedaba a unos cincuenta pasos de su humilde vivienda, implorando, no cabe duda por la felicidad de su hija Cele.

La noticia se supo cuando al cabo de dos horas,llegaron en forma precipitada dos señores de San José, Peten, que venían a la Isla a vender su leña. Dieron parte que los dos jovenes, seguramente se habían ahogado por el Islote de las Tres Piedras, en vista de que tan solo alcanzaron a oir sus gritos de AUXILIO; pero ellos no pudieron hacer mayor cosa para rescatarlos. Se movilizo buen numero de vecinos juntamente con los elementos de la guardia que bajaron del Castillo de Arismendi} estuvieron buscando los cuerpos; al cabo de cuarentiocho horas, solamente encontraron el cadáver del varón, no así él de Cele….Con el tiempo, decían los vecinos de la playa El Trapiche, que por las noches, se oía por esos rumbos lamentos de voz femenina, parecida a la de Cele; que algunos se habían atrevido a decir en voz alta el nombre de la muchacha y en forma inmediata se escuchaba una carcajada y un coletazo como si se hundiera y alejara un pez demasiado grande; otros aseguraban, haber visto el cuerpo de pez y la cabellera de la quinceañera..LA COSA FUE QUE NUNCA MAS, SE APARECIO EL CUERPO NI SE SUPO NADA DE CELE….EN LOS TRIBUNALES, EL EXPEDIENTE ABIERTO CON GRANDES LETRAS DECIA: SOBRE AVERIGUAR……pero jamás se averiguo nada…..

Anuncios