A SAN FRANCISCO PETEN

Posted on agosto 8, 2011

0


A SAN FRANCISCO, PETEN

Apología a Petén, Otros Poemas, Cuentos y Leyendas

José Ramón Burgos Montero

Impresionante el rojo amanecer

Que baña esta tierra maravillosa,

Cuna de gente humilde y laboriosa

Edén de ensueño en cada atardecer.

Como palomas las palabras vuelan,

Remontan insondables latitudes

Para pregonar todas tus virtudes

Con suave cadencia que aves anhelan.

Oh, San Francisco, Petén majestuoso,

Tu antiguo nombre al silencia desmaya

“Chachac-luum” encarnada rosa maya

“Tierra Colorada”, suelo glorioso.

Se descorre el velo de tu hermosura

Para deslumbrar con gloria y grandeza

Al mundo y llenarlo con tu nobleza

En un cielo  colmado de ternura.

El dulce recuerdo se hace presente,

Late con fuerte emoción, siempre fiel

Ixpetó, Ixpayac, San Rafael,…

Donde el subín abona esta simiente.

Queda en la nostalgia lejanía

Toda aquella fortaleza-prisión

Origen de San Juan de Dios, pasión

Eterna en noches de armonía.

San Francisco, leal estirpe de honor,

Llanos y sabanas de verde tul:

El Zapote, Guacut y Checubu

Contemplan raigambre de gran valor.

Lagunas: Ucanal y Zapotal

Despiertan en pájaros las pasiones

Aguadas El Gallo y Las Ilusiones

Otrora frescura en bella postal.

Pueblo bello, excepcionalmente bello,

Reina en ti la paz y fraternidad,

Impera el amor, nace la amistad,

Te canta la aurora en cada destello.

Pinta el cielo arreboles en tu traje,

Vibra la melodía de tu nombre

Y palpita en el corazón del hombre

La caricia musical del paisaje.

San Francisco, Petén, rayo de luz

Que al besarte el sol con gran esplendor

Despliegas tus pétalos con amor

Y abres el corazón en dulce cruz.

Calles rectas, un lugar fascinante,

Recreación de espíritu es tu plaza,

Bajola Ceiba, reliquia que abraza,

Centinela de historia apasionante.

Los árboles reverentes se inclinan,

Manifiestan su fe y su alegría,

Esparcen el aroma noche y día

Y te bendicen y de amor fascinan.

San Francisco, eres prosa y eres verso,

Misterioso en noches de fantasía,

Color de rosa roja en armonía,

Silencio que adormece el Universo.

Pueblo con gallardía de montaña,

Estirpe de leyenda y tradición

Te acaricia el cielo con emoción

Y bendice el calor de tus entrañas.

Cantan pajarillos, en las alturas

Brilla un torrente azul de serenata

Que embriaga a la luna en tierra escarlata

Cuando se recuesta en tibias llanuras.

Un cálido suelo de amor ferviente

Vuelve mágica la suave ternura

Convertida en alegría y dulzura

Con trinos que arrullan eternamente.

Serena, como hechizo de alborada

Narrala Ceibaen cada cicatriz

La leyenda que la hiciera infeliz

Tantos años y aún rememorada.

Envía la luna sonrisas hermosas,

Aparece la brisa abrazo de hermanos

En bosques de ensueño san franciscanos,

Tierra bendita, de gestas heroicas.

Todo calla, se agiganta el vacío,

Manos santas en humilde oración,

En noches bellas llenas de ilusión

Besa tus campos sereno rocío.

¡Salve, San Francisco, Petén,

“Edén de ensueño en cada atardecer,

Encarnada rosa maya”

Salve!

Anuncios
Posted in: ENSAYOS