LA RUTA DEL VIAJE A TAH ITZÁ

Posted on octubre 29, 2011

0


EL MANUSCRITO CAN EK

 

LA RUTA DEL VIAJE A TAH ITZÁ

 

La ruta seguida por Avendaño y sus compañeros durante este primer viaje, por el norte de Yucatán al Petén, debe haber sido enteramente diferente de la que seguió Avendaño en sus dos últimos viajes, es esta ocasión, los frailes aparentemente pasaron a través del pueblo colonial maya de Tipu, localizado en la ribera del río Macal al oeste de Belice, a 100 kilómetros al este de Tah Itzá. La parte conservada de la crónica comienza después de que el grupo llegó a Chacan y no incluye una descripción de la ruta tomada ahí. Porque los frailes llevaban con ellos un grupo de indios de Tipu, quienes servían como guías a la vez que de sacristanes o asistentes de ritual, podemos concluir que es esa ocasión ellos siguieron una ruta hacia el oeste de Tipu, a través de la región de los lagos centrales del Petén, probablemente siguiendo la orilla norte del lago del Petén Itzá.

 

La ruta colonial acostumbrada hacia Tipu era a lo lardo del camino de Peto a la villa de Salamanca de Bacalar en la orilla de la laguna de BAcalar. Desde Bacalar los viajeros remaban hacia la bahía de Chetumal, siguiendo el río nuevo hasta la laguna de este río y después se dirigían por vía terrestre hacia el río Belice. Después de un viaje difícil, río arriba, sobre los ríos Macal y Belice llegaron, al fin, a Tipu. Alrededor de 1694. Bacalar (ahora relocalizado en Chunhuhub) tuvo que se abandonada cerca de cuarenta años por los peligros que ocasionaban los cortadores de palo de tinte y los corsaios extranjeros que operaban a lo largo de la costa. La mayoría de los viajeros de hecho evitaron esta ruta.

 

La ruta de Avendaño a Tipu en su viaje descrito en este documento, probablemente evitó Chunhuhub y la ruta ribereña de la laguna Bacalar. Es muy probable que los franciscanos siguieran otro camino que conectaba Hopelchen con Chanchanha. Chachanha (ahora conocida como Chichanha) fue probablemente el sitio de la misión fortificada de Sacalum, donde en 1624 los mayas rebeldes mataron al capitán Francisco de Mirones y Lescano, así como a numerosos mayas y españoles, incluyendo un misionero franciscano. Un camino conectaba Sacalum con Tipu en 1623, cuando fray Diego Delgado salió de la guarnición de Minores y fue a Tipu.

 

Poco tiempo después, Delgado visitó Tah Itzá con ochenta o noventa personas de Tipu y una docena de soldados españoles, pero todos esos visitante fueron muertos por lo itzáes (L+ópez de Cogollado 1688:lib. 2, cap. 9; Jones 1989:155-188).

 

El autor hace alusión a la matanza, y los misioneros y sus compañeros de Tipu temían que se repitiera la tragedia del 1623. sin embargo, en el año 1690 los hechos sucedieron como el resultado de una alianza entre los principales de Tipu y los de Tah Itzá. Entre estos eventos, el principal fue una gran rebelipon antiespañola centrada en Tipu en el año 1638, terminando con la expulsión de los españoles de la mayor parte de Belice durante los años intermedios. Tipu se había mantenido independiente del control español, y ningun grupo español conocido había tratado de visitar Tah Itzá otra vez. (Jones 1989;213-s40).

 

Los tres franciscanos y diez sacritanes de Tipu se acercaron a Tah Itzá vía un pueblo al cual el autor del documento llama Chacan, investigaciones recientes indican que probablemente Chacan estaba localizado sobra una bahía en el extremo oeste del lago Petén Itzá, a lo largo de la costa, conocida actualmente como la ensenada de San Jerónimo (o jerónimo). Cerca de aquí esta establecido en 1703 el pueblo de misión de San Jerónimo. Chacan era también el nombre de una subregión de una gran provincia indígena que se extendía a lo largo de la costa norte del lago. Los principales gobernantes de Chacan fueron los Couoh, quienes después fueron identificados como los principales rivales y enemigos de Can Ek. Avendaño viajó a través de la subprovincia de Chacan desde una dirección oeste a las orillas del lago en enero de 1696. Hizo referencia a la región como Cahcan Itzá, y al pueblo del lado del lago como Nich.

 

En Chacan, o Nich, los franciscanos se hallaron en territorio hostil durante su primer viaje, así como en el segundo en1696, temores de que los sacerdotes chacanes intentaran matarles, así como a sus compañeros de Tipu, antes de que pudieran ser rescatados por Can Ek, se enfatizan en el presente documento. Estos temores sugieren que ellos estaban conscientes de la hostilidades entre los Itzáes y lo Cohuoj; conflictos o luchas que conocían, creo, porque les habían sido relatados en relación con la sucesión política en el turno de Katun 8 ahau, probablemente aguardado en 1696, aunque no hay manera de estar seguro sobre el origen de su conocimiento sobre esos asuntos políticos, es razonable asumi que éste provenía de Tipi. Donde la información sobre la política itzá-cohouj les pudo se comunicada.

 

 

 

 

Anuncios