LAS PATAS DEL PAVO REAL

Posted on octubre 30, 2011

0


LAS PATAS DEL PAVO REAL

CARPINCO

Es una mesa cundida de humanos. Cosmopolitas, vagabundos, trabajadores, ricos, pobres, sanos, enfermos física y espiritualmente, en fin de lodo lo que hay en la Viña del Señor.

ldeas van, ideas vienen, ideas que son producto de las constantes alteraciones sociales y económicas, ideas que son producto de la inconsciencia humana, ideas paridas en el seno de la ambición, en fin, de todo lo que hay en este paraíso terrenal.

Un renglón, está solo: UNA NIÑEZ SIN INCENTIVOS Y UNA FUTURA JUVENTUD SIN ORIENTACION. LIBERTINAJE ACADEMICO que se convierte en ALGARABIA ESTUDIANTIL.

Cada quien se asigna razón en esta mesa repleta de todo. Los temas abundan y soban corno para cubrir un mundo de libros, alejados de la realidad y sostenidos únicamente por ráfagas de viento que luego se lo llevan al olvido por inconsistentes.

Celestino, está ubicado en un rincón alejado, no del bullicio universal, sino del cono de errupción.

Oye, observa, medita y su computadora innata, asienta datos, conclusiones, razones, negativas, positivas y lo deja indeleble.

En este loco mundo, no se atiende nada, ni experiencia, ni madurez, ni lógica, ni derecho, ni nada, Sólo debe atenderse OBLIGACION Y CUMPLIMIENTO.

Propósitos vienen, surgen metas como peces en picadero. Triunfos logrados a nivel escrito se divulgan. Organizaciones tecnificadas surgen de cerebros aturdidos por la ambición desmedida.

Logros nivel personal que juzgará la posteridad como positivo o negativo, pero, mientras, Celestino se muere de rabia por tanta incomprensión.

Celestino tiene su jaula. INVISIBLE LA SUPERIOR Y VISIBLE LA INFERIOR, todos ven para abajo. Es un pavo real envuelto en traje de lujo humilde que solo entiende y mira el que está dotado de sensibilidad social y conocimiento de la realidad de las cosas. Es

admirado por su belleza total por reducidísimo número de integrantes de esta mesa universal, pues la gran mayoría, únicamente le miran las patas, no por falta de reconocimiento, sino por la falta de voluntad para reconocer lo que a cada quien corresponde.

Las patas, feas, cenizas carentes de todo cántico geométrico o figura Adónica Pasa desapercibido, sin llamar la atención de nadie, cierran sus ojos a su parte superior y se aferran a su fea visibilidad… sus patas.

Qué feo fenómeno creó Dios, miren uñas sucias, torcidas, patas delgadas y le atinan a todo lo defectuoso de ellas.

El generoso animal, no se siente lastimado. Celestino solo nota la  ingratitud humana. Esas patas feas, son y seguirán siendo, bastión o piedra angular de cualquier status académico. Vértebras fundamentales que sostienen la verticalidad de la profesión en los

honestos y honrados, justos y equitativos, comprensivos y ecuánimes.

Así transcurren segundos, los minutos, las horas, los días, en fin, Celestino sigue igual, con paciencia Franciscana, esperando, esperando. A Celestino le duele la conciencia, la indiferencia, el abandono y la falta de comprensión de los integrantes de esa mesa universal que únicamente le siguen mirando las patas.

De segundo a segundo, se abren las plumas orientales mostrando la extraordinaria belleza que se proyecta en forma acusadora y reclamando honestidad y comprensión lucia el género humano.

Ya los conoce a todos, nacieron y se fundieron en su calor paternal. Fueron faroles apagados que Celestino encendió y a pesar de su luz, están perdidos en la vorágine de sus propias ideas.

En veces Celestino piensa que se ha convertido en escoria de primitiva sociedad que se quedó arrinconada o se quedará petrificada en obscuro lugar de la historia, pues no quieren reconocer su esplendoroso plumaje.

Su bello abanico, arcoíris ilumina el ambiente universal, pero los integrantes de la mesa, están llenos de rencor, envidia incomprensión, ambición desmedida y deshumanización.

Muchos están convencidos de la HUMILDAD Y BELLEZA de Celestino, DE LA JUSTICIA Y EL RESPETO DE CELESTINO. Las cosas que Celestino tiene, son base fundamental pana el sano desarrollo de la sociedad humana, Celestino, se pasea y señorea, luce con esplendor y claridad, enseñando a todos LA BELLEZA DESLUMBRANTE DE SU PARTE SUPERIOR, gritándoles a cada instante, NADIE HA PUESTO MALDAD EN EL HUMANO, EN EL GENE, NO ESTA LA ENVIDIA, EN LA SANGRE NO ESTA LA MALDAD, ustedes lo han tergiversado todo, lo han cambiado todo para favorecerse así mismo. En el corazon, solo se puso HUMILDAD, VIRTUD, HONRADEZ, HONESTIDAD Y UNA INAGOTABLE DOSIS DE PUREZA ESPIRITUAL para servirse de ellas.

En vez de virtudes, tienden lazos como obstáculos para romper la armonía que debe reinar en la sociedad universal, haciendo surgir con esto, luchas fraticidas y forjando una NINEZ que será UNA JUVENTUD SIN FE, DESORIENTADA, SIN PLAYA DONDE DESEMBARCAR, PARA ESPERAR LA JOROBA DE LA SENECTUD.

Que los  faros iluminen con luz continua y clara el sendero de la niñez y que les repitan con insistencia, que a Celestino, NO SOLO HAY QUE VERLE LA PATA FEA, SINO, VERLE TAMBIEN LA PUREZA DE SU ESPLENDOROSO PLUMAJE Y LAA HUMILDAD

DE SU COMPORTAMIENTO AL ACOGER LOS MANDATOS QUE EMANAN DE SU APLICABLE DOCTRINA. DIOS PUSO EN EL HUMANO SOLO VIRTUDES, NOSOTROS LA HEMOS CONVERTIDO EN MALDAD. También Celestino COMETE ERRORES, pero los enmienda a través de su raciocinio. Celestino grita; JUZGUENME COMPLETO, VEAN EN MI LO BUENO Y DIGANME LO OUE TENGO DE MALO PARA ENMENDARLO…asÍ está mejor y entonces, viene a su mente Rubén Darío quien le recuerda:

Vió un zorzal,

un pavo real que se ergulle y señorea,

le mira Ia pata fea,

y exclama: HORRIBLE ANIMAL,

sin ver la pluma oriental,

el pájaro papanatas.

Gentes que  dicen sensatas,

son otros tantas zorzales,

que cuando ven PAVOS REALES,

únicamente, le miran las patas.

Posted in: ENSAYOS