NOTAS SOBRE LA COLECCIÓN FOTOGRAFICA DE VICTOR M. VADILLO

Posted on octubre 30, 2011

0


NOTAS SOBRE LA COLECCIÓN FOTOGRAFICA DE VICTOR M. VADILLO

Silvia Shaw Arrivillaga

Guatemala es, sin duda, una país privilegiado para la fotografía. Así lo demuestra el paso de grandes maestros de este arte y que a lo largo de este siglo esta expresión visual continúa haciendo creces, dando como resultado grandes logros en Ia fotografía contemporánea guatemalteca.

En el año de 1987 Alfonso Arrivillaga Cortés localizó una colección fotográfica del maestro Víctor M. Vadillo en manos de Marco Tulio Castellanos Pinelo.. Los negativos se encontraban pegados unos con otros y tenían una capa de hongo, lo que hacía eminente su destrucción total. Tomando en cuenta el valor de dichos documentos, procedimos al rescate y restauración de dichos negativos, deteniendo los procesos de deterioro así como a conservar Ia calidad del mismo. Todo esto con el fin de  potencializar un manejo pala la colección.

El acervo fotográfico incluye registros del entorno natural, perspectivas de la Isla de Flores y de otros pueblos históricos. Actividades como la chiclería, diversos aspectos de la vida social como casamientos, familias, reinas de la feria, autoridades civiles y militares, tradiciones peteneras, así como sobre el desarrollo de la infraestructura. Según Pinelo López (Revista Peten Itza:1995) Las fotografías fueron realizadas con la ayuda de la esposa de Vadillo, Sra. Julia de Vadillo.

Esta obra fotográfica es de gran calidad estética y con un sello definido y característico. Es además, de gran utilidad pala el trabajo de la región, ya que su valor documental es indiscutible. Vadillo forma parte del equipo que diera a luz la Revista Peten, Itzá, en 1937 y a juzgar por sus ejemplares, su obra fue determinante desde un inicio hasta la actualidad, donde siempre se ha le re-editado.

De alguna manera las imágenes de Vadillo han estado presentes

a través de generaciones en el público lector de esta connotada revista. Su participación en este movimiento, junto con personas como Alejandro Martínez, Juan Nicolau, Ezequiel Soza, Julián Pinelo, entre otros, demuestra su importante papel dentro de los impulsadores del arte y la cultura en esta región.

La colección de fotografías de Victor M. Vadillo es clave por su calidad estética (en forma y contenido) y por ser una variante fotográfica poco conocida de una región, en una época determinada (a partir de 1930-1940). Constituye para nosotros un grato gusto devolver a los ojos peteneros “los retratos de su historia”, que sin duda es uno de los fines del  manejo así como de los objetivos de Casa Laru-Duna.

Posted in: ENSAYOS