PRIMEROS PASOS HACIA AL DESARROLLO

Posted on octubre 30, 2011

0


PRIMEROS PASOS HACIA AL DESARROLLO

Un grupo de vecinos de Ciudad Flores, pensaron en la importancia de un aeropuerto en el área central de Petén, idea que entusiasmó a muchos, y decidieron organizar un comité, quedando integrado Por el señor Juan Nicolau Acal como presidente; señor Octavio Canek como secretario y tesorero; vocales, Nolberto Ayala, Calixto Martínez, Ernesto Benítez, Joaquín Penados, Miguel Ucky Concepción Soza.

 

Estas personas visitaron varios lugares que llenaran los requisitos para ubicar la pista de aterrizaje, escogiendo “Buenos Aires”, que así llamaban al terreno en donde tenía sus corrales don Antonio Pinelo Castellanos; procediendo a la limpieza y acondicionamiento del terreno que serviría para la pista de aterrizaje.

 

El 15 de septiembre de 1929, surcó el cielo petenero la primera aeronave nacional piloteada por el intrépido aviador Jacinto Rodríguez Díaz, y le llamaban Centro América.

 

De regreso a la ciudad capital se llevé a los primeros peteneros a bordo para que tuvieran la oportunidad de apreciar desde el aire éste maravilloso manto verde de la patria.

 

El aeropuerto se fue acondicionando cada vez más e instalando bodegas y oficinas de las compañías aéreas TACA, Aerovías de Guatemala y Aviateca, convirtiéndose más tarde en el centro de operaciones del movimiento chiclero de una época bonante y de superación económica, además de tenerse la comunicación directa a la capital.

 

Durante el gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera” las tierras ocupadas por la actual Santa Elena, fueron adjudicadas mediante el Acuerdo Gubernativo de fecha 26 de mayo de1,913. afavor del señor Julián A. Pinelo. comprendiendo desde la colindancia con San Benito, hasta unirse con la propiedad de los Pinelo Baldizón aproximadamente en el kilómetro l0 de la ruta a Tikal, un poco más adelante de lo que esla Base Aéreadel Norte.

 

El adjudicatario de dichos terrenos, se tomó la libertad de colocar un letrero que decía: “El respeto al derecho ajeno es la paz”, con lo cual daba a entender que absolutamente nadie podía ingresar al área a cortar leña o madera para suplir sus necesidades, sin previa autorización suya, para lo cual cobraba una cuota y extendía una especie de ticket, el cual debía ser entregado en la entrada de la propiedad. Cabe destacar que el señor Pinelo residía en la isla de Flores.

 

La expropiación

 

Después de la caída del régimen de la dictadura de los 12 años hubo una protesta generalizada de los Vecinos y por los oficios del doctor José Prado Romaña  quien desempeñaba el cargo de Jefe Político y Comandante de armas del departamento y ante la justa petición de los peteneros, el gobierno presidido por don Carlos Herrera, nombró al licenciado Alfonso Gálvez, para gestionar la expropiación del área antes mencionada.

 

Sin embargo, el teniente coronel Julián A. Pinelo, por temor a perder definitivamente estos terrenos y en contra de las cláusulas de adjudicación, ya que la misma era en usufructo, con fecha I I de diciembre de 1,922 procedió a trasladar los dominios de esta propiedad a favor del señor Percy Welies Schufeldt, de nacionalidad norteamericana, por la nada despreciable suma de $.6,000 pesos oro. Las tierras comprendían una extensión de l5 caballerías y 1,434 varas cuadradas.

 

Tierras de Schufeldf?

 

 

No fué sino hasta el año 1956, luego de 34 años después de avances y estancamientos del proceso de expropiación, cuando fungía como alcalde municipal don Rómulo Ozaeta, por iniciativa de algunos vecinos y con la ayuda valiosa del entonces diputado por nuestro departamento René Laguardia Jurado, se logró que la honorable Asamblea Nacional Legislativa emitiera el Decreto número I 184, de fecha 28 de junio de 1,957, expropiando las fincas Ixchá y Clovisland.

 

Con la muerte del coronel Carlos Castillo Armas, presidente dela República, se cambió la estructura política del país y el decreto quedó en suspenso ya que durante la administración edil de don Félix Espinoza Mendoza, se reiniciaron las gestiones, pero sólo se logró establecer que el mencionado documento había caducado y que además, el sitio en que los funcionarios habían ubicado a Santa Elena estaba equivocado con el nombre de Clovisland, lo que hoy es El Remate,La Reformae Ixlú.

 

Últimos intentos

 

Durante la administración del capitán Ernesto Benítez Montero (1963-66) se reiniciaron las gestiones, habiéndose transcrito a la empresa FYDEP para que continuara los trámites.

 

En 1966, cuando fungía como alcalde don Pedro Aguilar Ruiz se reactivaron las gestiones. El grito de alarma lo dio quien se decía apoderado de éstas e inmediatamente se organizó un comité transitorio de emergencia, quien elevó el memorial al Honorable Congreso Nacional, en que se solicitaba la expropiación de Ixchá y Clovisland, “por razones de utilidad colectiva e interés público.

 

De dicho memorial se envió copia al diputado Antonio Morales Baños, quien tomando sumo interés en el caso y apoyado por la mayoría de diputados, presentó la moción en primera lectura el 27 de noviembre y emitiéndose el Decreto Legislativo 69-69 de fecha 3 de diciembre y aprobado por el Ejecutivo el día 10 de diciembre de 1,969.

 

El 27 de diciembre de ese mismo año, el gobernador departamental citó a varios vecinos de Santa Elena a su despacho, comunicando el feliz acontecimiento, integrándose allí mismo un comité pro-celebración de la expropiación.

 

El 31 de diciembre, se celebró la gran festividad con apoyo material y económico de los vecinos, invitando principalmente a las autoridades, como reconocimiento a su labor, habiéndose develado una placa conmemorativa por la presidenta del comité y donada por el entonces diputado Emilio Mendía Paredes.

 

 

 

            POR: MARCO TULIO PINELO LOPEZ

REVISTA JOVITZINAJ NO. 2

AGOSTO DE 1996

PAGINAS 4 Y 5

Anuncios
Posted in: ENSAYOS