Y DE NUESTRAS TRADICIONES…¿Qué?

Posted on octubre 30, 2011

0


Y DE NUESTRAS TRADICIONES…¿Qué?

RAFAEL GONGORA TRUJILLO

Como les voy a contar cuentos de tiempos idos, creo oportuno recordar aquella frase que me repetía mi difunta abuela: Los tiempos pasados eran cosas buenas, mas estos tiempos presentes, son malos deberes… aún las mujeres tan castas y hermosas, siendo casadas, se morían doncellas.

Pues bien; aquí, en este Petén hermoso, tierra de Dios y de María Santísima, nuestras tradiciones fueron tantas que de ellas solo guardamos un lejano y nostálgico recuerdo. Veamos: Los Moros, que con sus gracejos Cochaida y Cornelio hacían reír a grandes y chicos; Los pastores, encabezados por José y María y a la cola los negritos  en donde descollaba la Frashica de la tierra Mandinga; La Pastorela con el zabulón; el palo Encebado, el Coche Encebado, el pollo Enterrado, los Guastecos, las Carreras de Cinta, las Mesitas, las Retretas de Santa Rosalía, las Posadas, la Llevadera de Niños,

y… muchos mas que se pierden en el recuerdo. Así como se perdieron estas, así van a perderse las que aún tienen un poquito de vida, si no crece el número de personas que luchan para que no se extingan.

El baile de la Chatona como el de la Cabeza, se están apagando; cada vez vemos más apatía en los jóvenes, quienes siempre fueron los que le dieron realce a éstas tradiciones,… la juventud de ahora va no quiere la Chatona, ni cargar la marimba; los “dueños” del día

tienen que rastrear a Nicho o a Rubén Arica para que bailen la Chatona, y si estos no están a “pedo”, como dicen los mejicanos-, pues no habrá quién se apiade de ella.

HABLEMOS DEL MES DE MARIA

Con el Mes de María, también vamos de mal en peor. Ya no se celebra con la devoción y el entusiasmo de hace cien años: Al filo del medio día se reunían las señoritas de nuestra sociedad, acompañadas de sus novios o enamorados, para realizar la “enhiladera de flores, degustaban bollitos, cericotes, huavas, y también el “traguito”; se bailaba, y luego se desfilaba por las calles

del pueblo llevando los arreglos preparados para el altar de la \/irgen María…;ay que tiempos señor san Simón!. Ahora, la “enhiladera” es en las noches, pero ya no vemos a las señoritas, y mucho menos a sus jóvenes acompañantes; ellos no “pierden” su tiempo en estas cosas; vemos en estas reuniones sólo a damas sesentonas o setentonas enhilando pacientemente las Flores de Mayo y haciendo los arreglos que servirán para adornar el altar de la iglesia, antes de la Misa en honor a la Virgen María. ¿qué pasará cuando esas damas ya no puedan asistir a estas reuniones o cuando hayan “estirado” la “pata”… ni pensarlo es bueno, pero tendrá que ser así. Por otra parte, y con el perdón de las doñas, hemos visto que la mayoría que tienen a su cargo la celebración del

Mes de María, lo celebran sólo para salir del compromiso; no encargan con tiempo sus flores, y el día que les corresponde se “zafan” diciendo: La Chica, la María o la Teresa no me trajeron las flores… ved, éste pushito me trajeron y sabés… me cobraron cincuenta quetzales porque también las que venden las flores tratan de sacarle el jugo al Mes de María-.

Antes venían flores de San Andrés, de San José, de la Chingada, de San Miguel y de Santa Elena… ¡pero eran otros tiempos señor don Simón!. Ahora ya no hay cericotes en las enhiladeras… dan solo unas galletitas “de fábrica” -si bien les va-, o dulcesitos, como si fuera el cumpleaños de la nieta. Pero con todos estos lamentos,

también debemos reconocer que hay personas que se han preocupado por mantener nuestras tradiciones: Aquí, en el área central de Petén, contamos con dos grupos de BAILES TRADICIONALES, que si tuvieran la ayuda de las autoridades, otro gallo les cantara, pues sus actuaciones dentro y fuera del Petén han sido muy aplaudidas. También en San Francisco tenemos a gente

que le gustan las tradiciones populares y religiosas y que luchan por mantenerlas: Ei Grupo Chachaclún ha dado muestras de lo que se puede hacer cuando hay amor por la tierra que nos vio nacer. San Francisco es el lugar en donde jamás se ha dejado de celebrar la tradición de Las Mesitas, en el día de Concepción.

Bien, amables, cultos y jóvenes lectores, este es más que un cuento UN RECUERDO de las hermosas tradiciones que se van perdiendo con el tiempo…-pero, piensen que nuestros antepasados, aún sin tener ESCUELA mantuvieron esas festividades por muchos años…ustedes jóvenes de ahora, con Escuelas Normalistas Institutos, colegios, centros universitarios y un “chapal” de cursos libres tan importantes para la educación las dejen morir lastimosamente?… no, queridos paisanos, pónganse las pilas y ayuden a Karina, a Estuardo, a las hermana Ochaeta Higueros y Grupo Chachaclún de San Francisco que son mantenedoras de lo poco que nos ha quedado..

Posted in: ENSAYOS